LA PRIMERA CITA…

Aurora iba de un lado a otro de la casa, abría los armarios, entraba al baño, rebuscaba entre sus zapatos, pensaba en los adornos que tenía en su joyero, mientras se miraba en el espejo pensando: mejor suelto, o lo recojo, voy a la peluquería, o me lo hago en casa… ¡El día sería especial! Ha quedado con Jorge, después de meses hablando por Internet, ¡por fin se van a conocer!

Decidido; camisa blanca, sus vaqueros preferidos, las botas nuevas, el pelo limpio, suelto, unos pendientes que la ha regalado su madre y que favorecen mucho, un poco de colorete, algo de brillo y su bolso preferido. Natural, actual, resaltando sus puntos fuertes, sabiendo que quiere mostrar su mejor cara para Jorge.

La venta de tu casa, se parece mucho a esa primera cita, encontrar a esa familia que ocupará el lugar en ella, no es menos importante. Es un acontecimiento cuando alguien traspasa la puerta, y no se va a repetir.

Por qué no abrir ventanas, pintar, limpiar, arreglar ese grifo que no funciona, la ventana que no cierra, guardar adornos personales e innecesarios, cambiar unas cortinas, mover alguna alfombra, comprar unos cojines nuevos, alguna planta, o flores, jugar con la luz y… mostrar la mejor cara para aquel que viene a visitarla.

La inversión es mínima, puede suponer un 1% del precio de venta, y la ganancia, un 10% sobre el mismo.

Esto es lo que es una PUESTA EN ESCENA,  lo que se conoce como HOME STAGING, o lo que es lo mismo ¡PONERLA GUAPA!

Un valor de mercado y diferenciarse del resto, hace que desaparezca la pretensión negociadora de los compradores.

Déjalo en nuestras manos, y tú, disfruta del resultado final. PREGÚNTANOS.

Reservada en mayo 2019 – Pasó de tener pocas visitas, a ser visitada, de parecer triste, a trasmitir energía, luz, calidez, de poner pegas por la zona, a enamorarse de la vivienda, un: “las habitaciones parecen pequeñas” a “qué bonitas han quedado”…

Deseamos que la casa, siga escribiendo su historia… Se siente una sensación extraña cuando cerramos la puerta para dejar que otros la vuelvan a abrir… Es como si ella lo supiera, y se despide  de nosotros, nos agradece que la cuidáramos; nos habla con la expectativa, de que los que lleguen la trataran igual de bien.

 

UNA CASA PENSADA PARA VIVIR

Si tuvieras que pensar una casa, seguro que esta te servirá de inspiración; llegas con la compra, los niños, aparcas, accedes directamente, y sin un solo escalón, pasas a la cocina. Llega el fin de semana, esperas a la familia y amigos, os reunís en el merendero, la cocina está al lado y tenemos acceso abierto a la piscina, situada en la parte de la parcela más privada y orientada al sur.

Cada rincón de esta vivienda tiene su porqué. En la planta baja encontraremos: garaje para dos coches, cocina completamente equipada, merendero, dormitorio, baño completo y salón. En la primera planta, 3 dormitorios, uno de ellos con baño incorporado, y espacio diáfano para lo que puedas necesitar.

Por su buena orientación, la luz viste todas las estancias de una vida que apetece sentir y disfrutar.

Sus techos altos, de madera, además de aportar elegancia y diseño,  por su naturaleza, está comprobado que tener este tipo de revestimiento ayuda a conservar la energía del hogar. La temperatura es más cálida en invierno y más fresca en verano. El confort  se complementa con un sistema de calefacción eléctrica por suelo radiante con tarifa especial, y la tabiquería perimetral con aislante termo-arcilla; un binomio que funciona a la perfección para conseguir una temperatura ideal en cualquier época del año.

Edificio de 11 años, parcela de 802 m2, superficie construida 280 m2, útiles 230 m2, aspiración centralizada, persianas eléctricas en ventanales de acceso al jardín, apertura oscilo-paralela, rotura de puente térmico. Porche de entrada y cenador en la parte trasera.

Llámame para visitarla. Seremos bien recibidos.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

DIFERENCIA ENTRE EL VALOR Y EL PRECIO.

DIFERENCIA ENTRE EL VALOR Y EL PRECIO

… Algunas personas te hacen una oferta por una propiedad, aún sin haberla visto, o terminan una visita, y su primera frase es: será negociable… ¿verdad?

Si nos paramos  a pensar, qué les puede ofrecer esa casa para su vida, si la van a elegir para que crezcan sus hijos, o para hacer de ella el espacio donde van a pasar, prácticamente, el resto de su vida.

Sé que hay viajeros intrépidos que van de un país a otro, de una residencia a otra; pero en una pequeña ciudad como la nuestra, la mayoría, pasamos nuestra vida en dos, o tres hogares estables.

 

 “Valor” y ,”Precio”. Aunque parece iguales, no lo son… Porque detrás del valor hay vida, pasado, esfuerzos,  decisiones, sueños, metas y, futuro.

 

Para saber cuál es la diferencia, solo hace falta que retrocedamos a la memoria de nuestra infancia, no sé porqué, pero ahí, atesoramos nuestros mejores recuerdos.

Cómo definirías la casa donde te criaste, o la de tu abuela, en la que pasabas los veranos; como una vivienda de tres, cuatros, seis, dormitorios, con terraza, o jardín, carpintería de madera, o pvc  oscilobatiente… más bien, como el espacio donde creciste con tus hermanos, jugabas en cada estancia, encontrabas la seguridad de tus padres al traspasar la puerta cada día, las reuniones familiares con tus primos, la mesa de la cocina donde toda la familia se reunía, a diario, para compartir mantel y vida…

 

Todo un libro de experiencias, olores, recuerdos… para rememorar.

Este, es el VALOR de un hogar; lo que recibes.

El precio, es lo que pagas, la moneda de cambio.

 

 

#InmobiliariaConCorazón

TU TIEMPO, para ti y los tuyos.

Puedes hacer una tarta de vez en cuando; de ahí, a ser maestro pastelero…

Hoy, en una reunión de empresarios y profesionales, unos se quejan, otros también; entre un café, una pasta de chocolate, la tortilla española, muy, muy de madrugada, cuando la ciudad aún duerme, nos reunimos para crear sinergias, que no es otra cosa que, cooperación; trabajar en conjunto.

Cada uno, maestro en lo suyo, experto en su materia, profesional de su oficio.

Tenemos: fotógrafo, gestor de páginas web, decoración, constructor, corredor de seguros, intermediario financiero, panadero, abogado, arquitecto, especialista en piscinas… por supuesto, agente inmobiliario y… más. Unos se quejan del poco valor que le dan a su trabajo, otros de los servicios on line, otros…

…Y así, entre compromisos, logros, cierres de negocios, se va pasando la vida y pienso; Cuánto tiempo se escapa de las manos, por no delegar en otras personas, que saben hacer su trabajo, tantas gestiones que nos restan el tiempo para vivir.